viernes, 9 de octubre de 2009

QUE DEBO TOMAR EN CUENTA PARA REALIZAR MI MICROEMPRESA

"Si no encuentras trabajo es la oportunidad de que tu realices tu propio negocio" Walt Disney
Para realizar tu proyecto de trabajo debes tener en cuenta ciertos consejos

¿Qué es lo que se quiere hacer?
Lo primero que tenemos que saber a la hora de emprender un negocio empresarial es qué se quiere hacer, es decir, qué proyecto de negocio tenemos. A eso solemos llegar por dos caminos distintos:

  • Que se nos ocurra una nueva idea de negocio, original, que no exista en el mercado, que nos llevará a abrir nuevos mercados, nuevas necesidades, etc.
  • Desarrollando un producto o servicio que ya existe, pero dándole un aire nuevo, otra forma de poder captar las necesidades por las que se habían creado, pero que no han quedado satisfechas por alguna razón que nosotros hemos detectado y valorado como importante.

¿Quién va a formar parte del proyecto?
Definir cuáles son los integrantes del proyecto. La idea surge de una o varias personas que, en un momento determinado y por unas circunstancias determinadas, deciden emprender un proyecto empresarial.


Planificar
En esta instancia, el emprendedor debe tomar conciencia del proyecto que va a poner en marcha, y por eso, tiene que reflexionar de manera importante cómo va a desarrollarlo.
El plan de empresa es la herramienta fundamental para el cómo se desarrollará, en él se tendrá que describir qué estrategias vamos a seguir para llevar a nuestra empresa hacia los objetivos que nos hayamos fijado. En este aspecto, son fundamentales las herramientas de marketing. Ellas serán las que guíen los pasos a tener en cuenta para que la empresa pueda tener el éxito esperado.


¿Dónde se va a establecer la empresa?
Cuando ya sabemos qué queremos hacer, con quién lo vamos a hacer, y cómo lo vamos a hacer hay que decidir dónde se va a desarrollar la idea empresarial.
Se debe tener en cuenta que la localización geográfica de la empresa nos puede traer una serie de ventajas que se pueden volver inconvenientes si erramos en la elección. Entre estas ventajas podemos considerar los siguientes aspectos:


  • Hay que situarse cerca del potencial cliente.
  • Hay que tener una localización cercana a los recursos necesarios para el desarrollo de la actividad empresarial.

¿Cuándo vamos a comenzar a trabajar?

Es una decisión puramente estratégica. Hay factores que pueden hacer que tomemos una decisión u otra. Así habrá que tener en cuenta factores como podrían ser:


  • El plazo en el pago de impuestos
  • Esperar al momento en el que la estacionalidad de la actividad sea la más adecuada, etc.

¿Con qué contamos para empezar?
Es hora de ver con qué recursos cuentan los promotores para empezar a trabajar. Los recursos que hay que debemos tener en cuenta son de distintos tipos:

  • Los recursos económicos
  • Los recursos humanos necesarios para comenzar.
  • Tener una red de contactos, sobre todo en la sociedad actual.

¿De qué forma vamos a crear el negocio para aprovechar la legalidad vigente?
Hay que ver, una vez analizado el proyecto y nuestra capacitación para poder desarrollarlo, qué entorno legislativo afecta o puede afectar a la empresa. Así, puede ser fundamental el llevar a cabo un estudio acerca de qué forma jurídica es la mejor para la actividad que realiza la empresa. Para ello, hay que saber cuáles existen y bajo cuáles nos podemos resguardar para decidir entre una u otra.

¿A quién le vamos a vender nuestro producto o servicio?
Nuestro futuro como empresa está en nuestros clientes. Por esa razón, tenemos que tener muy claro cuáles son las personas o entidades a las que va dirigida nuestra actividad para poder saber qué es lo que realmente necesitan o qué es lo que pueden necesitar.
Por esto, es conveniente segmentar el mercado.

¿Cuánto vamos a invertir en el negocio y qué resultado vamos a obtener?
Saber cuánto nos va a costar desarrollar el proyecto, para poder ver si necesitamos ayudas para la financiación del proyecto, o si podemos con nuestros propios recursos empezar el emprendimiento.
En este punto hay que valorar necesidades como las siguientes de:

  • Activos materiales e inmateriales
  • Recursos humanos
  • Caja

No es fácil comenzar un proyecto pero en este momento nuestro país necesita de crear negocios para generar empleo y así poder seguir en la competencia.










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada